Sábado, 16 de Enero de 2016

Con una visión totalmente cambiada, por el susto oficial Europeo, entre tantas otras cosas, cucos que jamás aparecerían, etc, y lleno de expectativa por el precio del salame de Milán, por que Milán esta en Europa, y están todos asustados, y pueden haber estampidas.
Me permito mostrar que mi teoría del Experimendo se ha esparcido, como bolitas de rulemán que caen de un camión andando, bastante rápido, pero con un agujero.
Caen a la ruta, como desperdigadas, saltarinas y peligrosas.
Experimendo, es lo no pensado, es lo menos pensado, es lo sorpresivo y peligroso.
Clinqueclinquepingcling.tac, hacen en el asfalto.
Llegan de a poco, (las bolitas lustrosas) a las cabezas, que dejando de lado por fin lo más cómodo:

El creer que las cosas no cambian, que lo ordenado da resultados esperados, que lo pautado no falla.
No no no no no.
Es mi política de vida, la comparto.
TODO LO ORDENADO ANDA.

Todos estos argumentos que contienen - de contención - el alma de los miedosos, de los panicosos del agujero de la creatividad, que ante el, se ponen en evidencia los ordenados - pulcros cagones "cuida el puesto" ,que se les despeina la raqueta de paddle, cuando los que tenían el poder chiquito, se queden sin la casa del country provista por la multinacional, y tengan que preguntar asustados:
¿En que porcentaje estas improvisando? les diré: Mientras respire. Por que cuando dejes de respirar no vas a improvisar mas, por QUE CUANDO SE acaba el orden, se le acaba todo a muchos. Por que lo que esta pautado, es un arreglo entre caguetas.
Por que lo que se que voy a decir, lo que me da seguridad no es lo que sale de la cabeza, o técnicamente si, de la memoria, que es oootra cosa. Pero nada del corazón, ni miedo, ni muerte, ni nada. Así No hay arte como no hay economía.
No hay creatividad, y no hay ni arte, ni economía. Se Cayo el circo perfecto, de payasos barrocos, se acabaron los circos finísimos. Volvemos los payasos que nunca nos fuimos, como un servidor, que lo deleitara a usted, muriendo un poco, enfrente suyo, dándole la posibilidad de pensar que improviso, y le miento y lo cree, por que quiere. No muestro bajezas, ni realidades, no tengo ínfulas. Son dos horas de confusión, que le va a hacer bien al balero.
Invito a reflexionar estas palabras sueltas ,las que no son ordenadas para su peinado, mejor diría, desordenadas descuidadamente, para que lleguen a quien deben llegar. Y a ver mi actuación a donde la veas que aparece.
Muchas gracias por el cariño y la confianza.
Algún día me dará la razón, y se comprara un mono titi mediano.

Besos, Casero.

Ficha técnico artística
Actúan:
Alfredo Casero
Duración: 120 minutos




e-planning ad