Domingo, 06 de Noviembre de 2016

De Javier Daulte

La desaparición de una niña llamada Martha Stutz conmociona a la sociedad argentina de la década del treinta. Las diferentes hipótesis que se manejaron acerca del caso confluyen en una realidad enigmática y espectral. Todos son, de algún modo, culpables y la culpa toma forma en un infierno de repeticiones sin salida. Imágenes sacadas de un cuento de niños, desdibujadas en un mundo de adultos enfermos.





e-planning ad