Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Jacobo Langsner

"Esperando la carroza" es una comedia teatral de Jacobo Langsner, pero con la particularidad de que en nuestro país no fue ni es cualquier comedia; ya veremos por qué.

Estrenada en Montevideo, el 12 de octubre de 1962 en la sala Verdi de la Comedia Nacional Uruguaya. La versión porteña se estrenó en Octubre de 1975 en el Teatro Centro donde estuvo en cartel, de lunes a sábados hasta Mayo de 1976. Pero es cuando llega al cine en 1985 con dirección de Alejandro Doria y guión adaptado de este y Jacobo Langsner que la obra, podríamos decir, se vuelve un clásico.

Se suele clasificar a "Esperando la carroza" como "grotesco costumbrista", pero a nuestro criterio y si se permite una nueva clasificación podríamos decir que "Esperando la carroza" es una "comedia de reproches", más exactamente una "comedia de reproches familiares".

A pesar de que no hay casi nadie que no conozca la historia de esta pieza teatral de Jacobo Langsner que el cine, como dijimos, terminó de inmortalizar, no está de más refrescar la memoria.

Es la historia de tres hermanos (Jorge, Sergio y Antonio) con sus respectivas esposas (Susana, Elvira y Nora) que no quieren hacerse cargo de su madre octogenaria (Mamá Cora) y como se dice vulgarmente "se pasan la pelota" unos a otros con tal de no llevar a vivir a Mamá Cora con ellos; es decir nadie se quiere hacer cargo de la anciana.

La acción transcurre en casa de Sergio y Elvira un "placido domingo familiar" (a decir de Antonio) que toma exactamente el rumbo opuesto a lo que Antonio sugería: Mamá Cora desaparece y todos la dan por muerta, entonces la velan en esta casa (el cuarto de la Matilde exactamente, la hija de Sergio y Elvira), pero por un "error" no es a Mamá Cora a quien velan sino a una desconocida (una húngara exactamente) resultando que Mamá Cora está viva y aparece al final de la obra para darle un cierre de características desopilantes que no deja de rayar con lo grotesco y reflexivo. Mientras esto (que podemos decir es la historia principal) acontece se irán tejiendo y destejiendo entre hermanos, cuñadas y cuñados vínculos y asociaciones que serán para decirlo claramente: desastrosos. Saldrán a luz celos, recelos, envidias, críticas, engaños, sin ningún tipo de miramientos o alicientes sino de una forma directa y frontal, es decir: reproches. Por esto rebautizamos a esta comedia como "comedia de reproches familiares".

Antes se dijo que "Esperando la carroza" no es cualquier comedia, y efectivamente no lo puede ser para ningún argentino después de la versión cinematográfica (1985) donde los personajes creados por Langsner se inmortalizaran en Julio De Grazia (Jorge), Mónica Villa (Susana), Juan manuel Tenuta (Sergio), China Zorrilla (Elvira), Luis Brandoni (Antonio), Betiana Blum (Nora) y la inolvidable caracterización y actuación de Antonio Gasalla (Mamá Cora) que se perpetuó como personaje emblemático hasta nuestros días. Por esta razón podríamos asegurar que no hay persona que haya visto "Esperando la carroza" que no encuentre identificación con estos personajes tan pototípicos de una clase media en baja, o que no haga suyo alguno de los parlamentos de los personajes: ¿quién no recuerda "yo hago ravioles, ella hace ravioles" o "¿Sabés qué tenían para comer?... tres empanadas"? entre algunas de las tantas. Esta es una obra que más allá de la temática (que no pierde vigencia en nuestro país) que es la situación del desplazamiento o "descarte" de la tercera edad, está tanto en la cabeza como en el corazón de la gente.

Por eso proponemos esta versión teatral (que nunca se llevó a escena en la ciudad de Rosario) a realizarse en el Teatro "La Comedia", destacando que el elenco seleccionado está conformado por todos actores rosarinos reconocidos que transitan el humor y la comicidad desde hace varios años. Por otra parte la elección de la obra, el teatro y los actores está puesta en función de lograr un espectáculo con características para todo público o, como se suele decir, público en general.





e-planning ad