Lunes, 17 de Octubre de 2016

Un grupo de amigos de treinta y pico se reúne para comer el asado del domingo. En su estructura rota, "Los quiero a todos" contrapone los momentos privados de un grupo de jóvenes de clase media y sus momentos sociales. Lo que se dice y lo que se oculta. ¿Es posible ser estúpido, hermoso, triste y vacío al mismo tiempo? Quizás ese sea el destino único de la burguesía; quizás no. Quizás detrás de las conversaciones frívolas y de los conflictos idiotas haya algo verdadero.

"Quise abordar el universo de la clase media de treinta y pico desde la ira y la compasión. Quise que esta obra tuviera un espíritu humorístico y trágico pero sobre todo, emocionante". Luciano Quilici





e-planning ad