Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Jean Pierre Simeon

"soy la madre furiosa

soy la hija furiosa

soy la hermana furiosa

y me mantengo de pie

entre la muchedumbre azorada

desnuda de los campos de concentración

la muchedumbre de carne de hueso de sangre de pelo y de dientes

que ya no es más por tu obra

que una forma abstracta sin olor y sin voz

una idea de la muerte y

tenemos para siempre bajo la piel esta idea de la muerte

para siempre en la materia blanda del cerebro

esta astilla de la muerte"

Stabat Mater Furiosa" es el grito de la mujer que condena la guerra.

En nombre de todas las mujeres que han sufrido la guerra, la violación, la tortura los crímenes; esta mujer se levanta y ajusta sus cuentas de una vez por todas al hombre de guerra. No es una letanía, denuncia, súplica o una canción de luto. Sino un grito furioso por la vida.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad