Martes, 19 de Enero de 2016

Como toda buena historia, esta comienza con un .
Había una vez un señor, que era actor y otra vez tres señoras que eran actrices, se subieron a un trencito y se fueron por todos lados, llevaron sus chirimbolos, llevaron los cachivaches y todas las cositas que usaron para jugar. Y entre canciones y juegos una historia han de contar, que en realidad no es solo una sino unas poquitas más.
Al principio de este cuento, una tía encontrarán, es un poco olvidadiza, distraída por demás. Llega al teatro apurada, porque el té quiere tomar. Sus sobrinos Luz y Nico muy bien la recibirán y durante toda esta historia , junto a ella jugarán.
Otra actriz entra en escena, a acompañar a esta pandilla, que junto a Atenti y Bocina completan el loco clan..
Y así, como les decía, entre juegos y canciones la obra transcurrirá.
La escena del té nos introduce en la historia. Le siguen "la chacarera del olvido", los títeres Atenti y Bocina, con sus ocurrencias disparatadas. Nico que sueña con ser un payaso, los sueños, la maestra y por último, un cuento "El cuento del loro, el sapo y la tortuga".
La obra apela a lo simple, a lo cotidiano, al juego. Los actores representarán distintos roles, habrá cambios de vestuario, canciones, coreografías, títeres, y en algunos momentos nos acompañará la magia del teatro negro.

Porque jugar es parte de crecer y crecer jugando es mucho más divertido.te invitamos a que nos acompañes en esta disparatada y maravillosa historia.





e-planning ad