Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Pablo Iglesias
En Cajas Chinas, tres personajes enfrentan el encierro. La línea de acción de la obra es la dificultad de la acción misma: tratan permanentemente de salir sin éxito. Así, estos seres se enfrentan con la imposibilidad de escapar de sus propias cajas chinas, enfrentándose entre ellos mismos o aliándose entre sí, para poder escapar al manipuleo constante de un cuarto personaje representado por extraños sonidos que hace alusión a la corporización de las propias limitaciones y temores. Ellos tres, representan distintas facetas de una misma personalidad: diversas manifestaciones de un mismo síntoma. La soberbia, la cobardía y la ira; lo complejo, lo simple y lo inútil; lo racional, lo espontáneo y lo violento. El hombre y todos los hombres jugarán hoy el circo diabólico de un cuerpo dentro de mil cuerpos. "Cajas chinas" es el pavoroso juego del hombre y sus infinitos círculos en busca de una respuesta. Seremos atravesados por el humor, el absurdo, el dolor, la obsesión y el miedo hacia un final de impotencia y asfixia. "Las Cajas Chinas" refieren al tema del texto dentro del texto. Si hay un número infinito de cajas dentro de cajas, la historia nunca termina. El GRUPO BLURRUM es el que llevó a cabo la realización de esta propuesta en el marco de un teatro experimental.




e-planning ad