Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Gustavo Ott
"Además, si esto ocurre en el perro en una situación experimental y en ambiente rigurosamente controlado, ¿qué no ocurriría en el hombre en "su medio" infinitamente más complejo, con una historia personal asimismo más complicada?"

PAVLOV El reflejo condicionado Sobre el trabajo de los hemisferios cerebrales

La obra “Pavlov, 2 segundos antes del crimen” es una especie de experimento científico donde se prueban las reacciones de los seres (¿muñecos?) ante los medios de comunicación. En esta pieza el autor cuenta la historia de cómo un dudoso “maestro de cartomancia” radiofónico logra entrometerse de manera fatal en la vida de sus oyentes. En Pavlov... lo que importa realmente es el conflicto fortuito, que pudo no haberse dado nunca, entre un ser perdido, iluminado y resentido y un turbio echador de cartas radiofónico. El primero, Mauricio, carece de coartadas políticas o culturales y se limita a las religiosas, es uno de esos Mesías del subsuelo que se hacen efímeramente notorios mediante algún crimen. El echador de cartas mediático, Armando, no es un tipo satisfecho, lleva en sí su propia predisposición a la condena. Las conductas “del mal” parecen ser en esta obra nada más que un reflejo condicionado, como lo sugirió el científico que aparece como referencia. Gustavo Ott juega con el tiempo y muestra cómo sus personajes no solo son víctimas de este “maestro de la cartomancia”, sino también de su soledad, de sus anhelos, de sus complejos, de sus miedos, de sus conflictos existenciales. Buscando en los medios de comunicación un refugio que los termina convirtiendo en víctimas de una sociedad compulsiva que día a día los aniquila sin pensar en ellos. La obra muestra las consecuencias que puede acarrear el mal manejo de los medios de comunicación social.




e-planning ad