Miércoles, 13 de Abril de 2016

De Gabriel Kipen, Walter Velázquez

Comenzó con la germinación del poroto.

Siguió disecando ranas, sapos.

Probó trasplantando órganos.

Hoy está clonando.

Y está acá.

Un espectáculo que se ríe de la estupidez del hombre y su deseo narcisista de trascender más allá de todo y de todos, de sus delirios de grandeza, de su sueño de eterna juventud sin importar las consecuencias.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad