Sábado, 16 de Enero de 2016

De Marisa di Giorgio, Olga Orozco, Alfonsina Storni
El unipersonal es un género que ofrece amplias posibilidades, tanto por la diversidad temática y estética que puede albergar, como por la cantidad y calidad de artistas que lo practican, o que están en condiciones de hacerlo. Sin embargo, en Buenos Aires son pocos los espacios dedicados a este género. La idea de este ciclo, iniciado en el 2001, es aprovechar las limitaciones espaciales que el lugar impone para explotar las cualidades del actor, la calidad de los textos y la conexión con el público. Este mes se estrena La dulce voz, sobre textos de Marosa Di Giorgio, Quevedo, Alfonsina Storni, Olga Orozco. Una obra donde están presentes el melodrama y la corrupción en las formas del amor. Personajes que aman desesperadamente o desesperan por que los amen. Violines y box en un clima de mórbido romanticismo.

Este espectáculo formó parte del evento: almiBar





e-planning ad