Sábado, 05 de Marzo de 2016

De Héctor Rodríguez Brussa

Dice el autor de la obra: Un promesero de Gauchito Gil arma su "templo rutero", en algún punto del país, y cuenta su fe por Gauchito y la leyenda misma del santo popular.
Una de las premisas del espectáculo es mostrar la fe popular, la fe viva... Respetar la decisión de personas en tener fe y "adorar" a sus santos. Hay también una cierta ficción leyenda. Donde imagino puntos de la historia que se cuenta al modo de poeta que juega con el imaginario colectivo.

Esta puesta está orientada a una búsqueda casi antropológica de un fenómeno popular. Hay un interés sociológico que no se queda en el pintoresquismo, sino que ahonda en lo identitario nacional. Se desarrolla sobre la base de un sustrato realista moderno, en cuanto se halla al servicio de una reflexión sobre la influencia del medio en la tragedia de un individuo que incomoda al poder.

El cuerpo y la voz del actor, operan no son sólo como un medio de expresión, sino como base de experiencias existenciales: amor, odio, asombro, miedo. Y uno comprende que para alcanzar ese logro, se ha sometido a sí mismo como objeto de investigación.

Su trabajo, cercano al ritualismo, escenifica una historia frente al público, apelando a una estructura en abismo de "teatro dentro del teatro" en la que atrapa al espectador cuando genera acciones sobre comportamientos arquetípicos.

Hay una mirada final que en cierta forma ejercita una suerte de "justicia poética" de la que Bruzza se abstenía en espectáculos anteriores, cuando cuestionaba la modernidad de los ´60 con su arraigo en el realismo. Como si ahora la dramaturgia de Rodríguez Brussa generara un reencuentro con las poéticas que en su momento impugnó.

De la fragmentación y la yuxtaposición que rigieron sus espectáculos anteriores, pasa ahora a configurar estructuras más organizadas, casi aristotélicas en cuanto principio, medio y fin; con el agregado de una mirada armonizadora.

Otra variante interesante es la importancia actual del texto en la puesta. El vacío de palabras que antes llenaba con juegos lumínicos y músicas en alto volumen que desataban la pura emoción, se somete ahora a una dramaturgia textual que rige el movimiento escénico del actor.

Lo importante es que Rodríguez Brussa es un avezado experimentador que no se detiene, que busca y crece con cada proyecto. Antes, como ahora, siempre ha procurado provocar la participación del espectador, aún el eventual rechazo, pero sobre todo, es un estudioso del público, en cuanto explora intensamente el fenómeno de la creación y la recepción del hecho artístico.

INVITADO A PARTICIPAR en 7ma. Bienal de Teatro Grupal y 1er. Intercambio de Teatristas Latinoamericanos Independientes - REPUBLICA DOMINICANA -2011.

PREMIO DE HONOR A LA TRAYECTORIA en la 6 FIESTA INTERNACIONAL DE TEATRO DE CRESPO- ARGENTINA. Enero 2011.

  • Pasion y Muerte del Gauchito GilPasion y Muerte del Gauchito Gil
  • Gauchito3Gauchito3

Este espectáculo formó parte del evento: 20 Años No Es Nada
Este espectáculo formó parte del evento: 4to Festival Internacional de Teatro y Danza - La Plata - Argentina 2009
Este espectáculo formó parte del evento: I Encuentro de Teatro Militante Nacional, Popular y Revolucionario
Este espectáculo formó parte del evento: Rebeldías

Duración: 55 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad