Viernes, 28 de Octubre de 2016

De Luis Gonzalez Bruno

El fin del espacio cierra una trilogía, iniciada con (aún (song) y La voz que guarda el silencio), que trata un tema estrictamente contemporáneo: el cambio de las relaciones interpersonales producido por el uso creciente de las nuevas tecnologías.

Cuatro usuarios en cuatro países. Cuatro historias que se cruzan difuminadas por el flujo constante de la información, sin noches y sin días, que se desarrollan en el plano único y común del "tiempo real". Cuatro cuerpos diseminados en bits, hasta su desaparición física dentro del círculo borroso de la Net.
Y junto a ellos el espectador, dentro del cerco, igualmente anónimo y fragmentado, aprovechando las ventajas de una supuesta libertad.
Veinticuatro horas sin sustento espacial, navegando el único tiempo que existe desde ahora y para siempre: el ahora digital.

En los años de actividad, hemos conformado un equipo de producción que será la base de El fin del espacio, abarcando las siguientes áreas: literatura, iluminación y puesta en escena, música (compositores y ejecutantes), actuación, video-arte, dirección (musical y actoral), escenografía, animación computada, canto, desarrollo de programas y la interfaz correspondiente para el manejo en vivo de los distintos medios, e ingeniería de sonido.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad