Domingo, 23 de Octubre de 2016

De Exequiel Barreras

Se trata de una pieza de danza-teatro de aproximadamente 45 minutos de duración. Cuatro intérpretes masculinos desarrollan la acción en los boxes de una pista de Fórmula uno. Los personajes son los encargados de trabajar en un tiempo acotado (momento en que un auto entra a buscar el arreglo de algún componente o a cargar combustible). Se ven obligados a convivir y a conocerse mutuamente para optimizar su labor en equipo. Un accidente, la vida, la muerte y las relaciones humanas tienen lugar en la escena. Los motores creativos fueron la velocidad, la espera y la conexión del automóvil con los juegos de infancia masculinos. La búsqueda de un lenguaje propio donde no se puede distinguir exactamente qué pertenece al teatro y qué a la danza, fue otro de los ejes que se desarrolló. Por eso los intérpretes son actores y bailarines. El objetivo fue profundizar desde distintas disciplinas escénicas. Se partió de la premisa de que toda acción del ser humano -observada con detenimiento- puede ser perfectamente atractiva para crear. El resultado: solo podrá conocerse en la pista.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Ciclo Improvisaciones de Adriana Barenstein

Clasificaciones: Danza - Teatro




e-planning ad