Sábado, 30 de Enero de 2016

De Jorge Lopardo

..."a pesar de la estupidez del hombre,

se puede soñar de día, la verdad"

Sólo basta con renunciar a sí mismo para soñar de día la verdad.

Un sentimiento, el amor, un estado de plenitud, la paz. Las luces y las sombras, los sonidos y los silencios, el brillo de los cuerpos activos partícipes de la creación y los que yacen resignados en tumbas abiertas por su conducta negadora.

Inocentes y culpables dejarán de ser en el final, que para algunos será el principio, el de Ella, el de Él, y el tuyo... Si te lo permitís.





e-planning ad