Domingo, 17 de Enero de 2016

De Sergio Bizzio, Daniel Guebel

El día, el atardecer y la noche irán transcurriendo continua y eternamente, formando un sistema cíclico que incrementará la desesperación, el hambre, el apetito sexual y la relación amor-odio entre Paez y Sosa, arquetipos de nuestra realidad, en donde se espera que el cambio opere por si mismo, sin tomar el riesgo de ser nosotros quienes asumamos el compromiso del cambio.

Una suerte de poética escatológica, bajo la cual subyace una critica a ciertos aspectos típicamente argentinos, fundiéndose en sus diálogos lo escatológico y lo soez con lo filosóficos y lo culto.

Este espectáculo formó parte del evento: Buenos Aires, Sala Abierta





e-planning ad