Martes, 18 de Octubre de 2016

Teatro leido.

Vargas nos propone una escritura poética no carente de humor pero también de cierta amargura y pese a esta última, de la inocencia suficiente para creer que el mundo puede ser cambiado.





e-planning ad