Domingo, 14 de Agosto de 2016

De Rolando Pérez

Se ha intentado asimilar el mito a una máquina en cuyo centro se puede adivinar una zona oscura de poderosa energía, similar a los agujeros negros en el espacio.
En su círculo giran, constantemente atraídos, los esfuerzos de los hombres para acercarse a su esencia y misterio, sin conseguirlo jamás.
Medea ha sido, según la hora y los poetas, culpable e inocente, ejemplo de barbarie o lúcida rebeldía, enemiga de la razón o su instrumento.
Medea es en cierta forma una metáfora de una metáfora que viene contándose desde hace más de 2500 años.
Sin embargo, el poder de esta oscura hechicera no es un poder de embrujo y recuerdo, un destello del pasado.
Su fuerza y atracción vienen de su actualidad, de su capacidad para recrear las condiciones del presente.
Por eso, El término es un vehículo de exploración para realidades difíciles y urgentes como son la discriminación, el exilio, el entramado del destino propio enfrentado al poder y a la muerte.

Este espectáculo formó parte del evento: Buenos Aires, Sala Abierta
Este espectáculo formó parte del evento: 6° Encuentro de Teatro. Olavarría 2009

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad