Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Bertolt Brecht

(La metamorfosis de galy gay en el puerto de kilbul o la diferencia entre el si y el no).

Comedia

La versión fue realizada a partir del texto de “Un hombre es un hombre” que se representó en 1931 y de “El elefantito” apéndice de “Un hombre es un hombre” escrito como Intermedio para el foyer.

Soy un autor teatral. Muestro
Lo que he visto. En los mercados de hombres
He visto como se comercia con el hombre. Eso
Es lo que yo muestro, autor teatral.

Con esta estrofa de la “Canción del autor teatral” comienza nuestra versión de “Un hombre es…un hombre”
Una de nuestras preocupaciones hoy, es la progresiva “cosificación” del ser humano en este mundo en que parece que TODO está a la venta
Bertolt Brecht nos invita a reflexionar sobre la libertad de elegir.
Ser humano no se nace, se hace. Es una responsable y “peligrosa” (dice BB) construcción individual.
Y la libertad de elegir nos va conformando en lo que somos, como seres humanos, lo que hacemos con nuestra vida y con la sociedad a la que pertenecemos.

De la mano de Bertolt Brecht volvemos a preguntarnos, con esta parábola, sobre la “estupidez de la guerra”.
¿Qué es lo que nos convierte en “carne de cañón”?.
¿Cuándo prevalecerá en nosotros la condición luminosa de la humanidad por encima de la oscura bestialidad?

A propósito del estreno de “UN HOMBRE ES UN HOMBRE” de BB
Por María Azambuya

“EL DESTINO DEL HOMBRE ES EL HOMBRE Y NO EL DESTINO”

Hacer de nuevo un viaje de la mano del gran dramaturgo alemán Bertolt Brecht es redescubrirnos como seres humanos.

En el período 1921-1922 Brecht escribió sus primeras obras teatrales Baal, Tambores en la noche y Galgei (una primera versión de “Un hombre es un hombre) trabajó en guiones para películas y escribió y cantó para el cabaret.

Es a partir de la comedia “Mann ist Mann” escrita 1924-1926 y representada por primera vez en Darmstadt en 1926 (una versión rehecha fue puesta en escena en Berlín en 1931) es que, BB comienzan a operar en una dimensión más consciente y programática los presupuestos, cada vez mas elaborados y ahondados del “teatro épico”.

La obra gira alrededor del Galy Gay, hombre que vive en Kilkoa (para nosotros en Kilbul), y que un día sale a comprar un pescado.

La transformación de Galy Gay en un feroz y sanguinario Capitán del Ejército se produce según una parábola tan ejemplarmente lineal, de una limpieza tan de fábula, que al cerrarse completamente el círculo en la escena final nos hiela el alma de ver el enorme abismo “humano” que separa a Galy Gay del “nuevo” Galy Gay.

Casi como en un laboratorio BB nos muestra la metamorfosis, la transformación, el monstruoso proceso de descomposición y recomposición, al que será sometido Galy Gay.

Es un hombre “que no sabe decir que no”; parece que esto solo es demasiado poco para que le suceda el horror que le sucede como ser humano. Pero puesto en “la cinta trasportadora de la vida” en el mundo en constante cambio, cada vez más somos responsables de los SI y los NO que damos en todas las instancias decisivas.

Pensar puede parecer sencillo, pero no lo es. Del razonamiento viene la duda y como consecuencia la necesidad de elegir, lo cual no deja de ser un riesgo porque nos podemos equivocar y habrá que arrostrar las consecuencias.

Ahí esta Heráclito con su devenir del mundo

“Por mas que mires el río
que fluye pesadamente, delante de ti
Nunca veras las mismas aguas
Nunca regresa el agua que se va
Ni una sola gota vuelve a su fuente

Y Bertolt Brecht con su Elogio a la duda

¡Alabada sea la duda! ¡les aconsejo que saluden
calurosamente y con más respeto al que
ve en las palabras de ustedes un centavo falso!
....................................................................
¡La más bella de las dudas, sin embargo
es cuando los débiles indecisos levantan la cabeza y
no creen ya más
en la fuerza de sus opresores!


Bertolt Brecht: Vida y Literatura

Fragmentos extraídos de: Bertolt Brecht. Teatro Completo.
Edición, traducción, introducción y notas de Miguel Sáenz.
Alianza Editorial. España, septiembre de 2006.

Brecht, El Hombre

“Después de haber creído siempre que Brecht era un cínico, un hombre de talento ilimitado pero con quien no hubiera querido tener nada que ver, BB me ha ido pareciendo cada vez más admirable. Fue un superviviente, contra viento y marea, y para serlo tuvo que utilizar la astucia; y más de una vez fue cobarde, civilmente cobarde (“Pobre del país que necesita héroes”, dice Galileo/Brecht). Frío por fuera, pero no por dentro; nada sentimental, pero capaz de grandes afectos. Y, sobre todo, fue un hombre que nunca se engañó a sí mismo y se dio cuenta, ya muy joven, de que le habían tocado malos tiempos para vivir...

Literatura

Teatro antiaristotélico, teatro épico, teatro dialéctico, teatro del gesto, teatro de la era científica...¿en qué quedamos?
Entiéndase por “literatura” literatura teatral, porque el Brecht poeta o ensayístico quedará en principio fuera de este prólogo. No obstante, probablemente no haya existido en la historia del teatro otro autor que haya reflexionado tanto sobre su propio quehacer, dejando constancia de sus reflexiones. Como ha dicho Guillermo Heras, Brecht es el único gran teórico teatral del siglo XX (un siglo que puede alardear de Meyerhold, Stanislavski, Copeau, Artaud, Piscator, Grotowski, Brook, Barba, etc) que fue también autor dramático.

....

Un concepto tan esencial en la teoría brechtiana como el de Verfremdung (el famoso efecto V), ni siquiera se podía traducir bien a otros idiomas: en español “alineación”, “extrañamiento”, “distanciación”... Después de mucho discutir, al final se dijo que la mejor traducción sería exactamente la opuesta: “antialienación”; el efecto V sería la forma de combatir la alineación que se producía en un espectador “normal” al ver una obra de teatro “normal”. (A veces, para desacreditar a Brecht, se le acusó de haber robado la idea a los formalistas rusos: Verfremdung no era más que la traducción literal de ostranienie, la “extrañeza” de Skovski).
Cintas magnetofónicas, proyecciones, carteles, canciones, comentarios hablados de la acción, interpelaciones al espectador... se dieron pronto por descontados, y de hecho, tampoco eran tan originales. Algunos de los “efectos especiales” de Brecht tenían 2000 años, y la realidad es que hoy, no necesariamente por influencia de Brecht, se han incorporado a cualquier teatro, incluido el más burgués.
Otro error de Brecht fue dar la impresión de ser dogmático cuando, precisamente, era todo lo contrario. Siempre dijo que no trataba de oponer un teatro de la “razón” al teatro del “sentimiento”, sino simplemente de desplazar el acento y el peso. Además, a lo largo de su trayectoria, Brecht fue evolucionando, dejando que la realidad de su teatro influyera en los aspectos teóricos tanto por lo menos como su teoría en los aspectos prácticos.
Por eso los actores de Brecht, fabulosos actores, casi nunca se preocuparon mucho por la teoría, y los textos de Brecht que más han apreciado siempre los hombres de teatro han sido sus acotacines y notas escénicas, y no sus teorías científicas.
....
Se ha dicho a veces que Brecht no construía personajes, sino prototipos, pero es falso: Brecht, intencionadamente o no, creó una galería de figuras individuales que hoy no se dejan expulsar ya del teatro universal.

Un hombre es un hombre (1926)
...

Galy Gay es un pobre hombre que, un buen día decide comprar un pescado para su mujer. A partir de ahí le ocurre de todo hasta que, despojado literalmente de su identidad, el ejército lo convierte en una especie de máquina de matar sin hacer preguntas.
Hacer de estos personajes unos seres simpáticos no era fácil... pero tampoco era eso lo que pretendía Brecht, y además contaba con un personaje de éxito seguro como la viuda Begbick En esa obra arremete no sólo contra el imperialismo sino también contra la estupidez básica de la guerra y, en tono circense, muestra como un hombre deseoso de agradar puede llegar a convertirse en asesino.
Hay mucho de Karl Valentin en la propuesta de Brecht, pero también del teatro del absurdo. Representar Un hombre es un hombre como payasada es difícil; representarla de forma realista, con un elefante fabricado con dos hombres, una lona y una máscara de gas, imposible.-

Este espectáculo formó parte del evento: IV Mostra de Teatro Latinoamericano de Grupo

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad