Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Jazmín García Sathicq

Una mujer se entrega al recuerdo del imaginario de su niñez

y lo resurge en el presente, exponiendo su memoria de fantasía como un registro

escrito en el cuerpo, con los sentidos, un esquema recordatorio del imaginario de

la niñez.

¿Cuánto nos hace falta despertar esos universos añorados para no perder la

capacidad de descubrir otras realidades y entregarnos a nuestros

sentidos?

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad