Sábado, 16 de Enero de 2016

De Jorge Palant

En una calle cualquiera de una ciudad, un sicario mata a un dirigente gremial. En la habitación de un hotel de la misma ciudad, tres sicarios, reunidos por el azar y no tan sólo por eso, desmadejan el tiempo a través de un juego sádico del que son víctimas un showman y una prostituta.
La voz de una radio introduce el crimen del dirigente en esa escena: lo que para unos será rutina, para otros es la pérdida de alguien querido y valorado.

Este espectáculo formó parte del evento: 24 horas de vigilia cultural - Muestra instalación teatral





e-planning ad