Viernes, 15 de Enero de 2016

La imaginación nos hace mágicos. Una niña inocente puede hacer hablar a una cabra. Dos brujos de tierras lejanas pueden hacer hechizos y conjuros terribles. Y encontrar el libro mágico es la clave para iniciar el juego, antídoto de la realidad.





e-planning ad