Sábado, 30 de Julio de 2016

De Celeste Veleda

Líquidó es una obra en un baño de hombres en una noche de lluvia.

Una mujer que entra y no sale. Un par de zapatos eternamente mojados. Un sitio donde el espectador espía parcialmente historias que no suceden, donde la intimidad es interrumpida.

Se filtra el silencio aun cuando el espacio no enmudece.

Allí los sentidos hablan, cuentan todo aquello que no se ve, todo lo que es o lo que puede ser.





e-planning ad