Domingo, 01 de Mayo de 2016

De Armando Discépolo

Las obras de Don Armando Discépolo son de alcance universal, están marcadas por una toma de conciencia y abrieron nuevos caminos en la dramaturgia nacional. Su teatro es comunicación viva. Escribe sobre el hombre cosas esenciales. Don Armando Discépolo nos cuenta, con distancia y perspectiva, en Cremona (escrita en 1930) una historia que encierra valores que sobrepasan las épocas. Cremona es un delirio de los desheredados y marginales; hombres y mujeres desocupados, algunos quemados por el tiempo y la vida. Hombres y mujeres oprimidos que necesitan expresarse para demostrar que siguen siendo dueños de su pensamiento, para demostrar que siguen vivos. Haber tenido como adaptador a Roberto Cossa es un privilegio porque es un gran autor y porque es uno de los herederos indudable de la tradición dramatúrgica de Don Armando Discépolo.
H. T.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad