Domingo, 17 de Enero de 2016

De Martín Giner

Síntesis dramática
Un inspector de Scotland Yard es convocado para dar respuesta a un por demás misterioso asesinato. Quien lo introducirá en los detalles del crimen será el mayordomo de la casa donde se cometió el hecho.

La impericia y falta de lógica del joven inspector sumado a la distancia e ironía impuestas por el mayordomo desatan un sin fin de ocurrencias, conjeturas y situaciones por demás insólitas y desopilantes que no hacen sino desnudar la inoperancia y obsolescencia policial.

En este carril, ambos personajes se disputarán el protagonismo de la escena desandando con mucha inteligencia y humor temas como la decadencia institucional, la inseguridad, la corrupción y la justicia.

Si bien el crimen es resuelto, la reflexión a que ello nos lleva es perturbadora. Sobre el espectador surge la sensación que se resuelve sólo aquello que así conviene y, claro, cuándo y cómo conviene...

Una invitación que pondrá a prueba nuestra inteligencia, sentido del humor y capacidad de crítica.





e-planning ad