Lunes, 25 de Noviembre de 2019

De Claudio Hochman

Sala Casacuberta del Teatro San Martín.

Afirma su director en el programa "Siempre me atrajo el circo, entre otras cosas porque la escencia de su arte se basa en el riesgo y en el humor. Pero el circo de hoy no cuenta historia, y como a mí me gusta contar historias, elegí una de las primeras obras de William Shakespeare para contarla con riesgo y humor.

El ritmo y el vértigo, junto a un entrenamiento riguroso y a un desarrollo de las capacidades individuales en función del rendimiento colectivo son elementos que heredé de mis antecedentes deportivos y que están presentes en esta propuesta.

En cuanto a esta versión de la pieza shakesperiana, debo decir que juega a confundir: la figura con el fondo, un personaje con otro, aunque sincronizando todo como en una maquinaria de relojería que, durante sesenta minutos, no permite, como en el circo, la menor equivocación.

Las equivocaciones de la comedia resulta así una comedia de enredos cuyo argumento no vamos a adelantar porque es parte del juego que sea entendida sin explicaciones previas." Claudio Hochman

En la ficha técnica del programa se indica que Marcelo García estaba a cargo de la programación de batería electrónica DD5 y Marcelo Macri del sintetizador polifónico, D50, generador de sonidos FM/FB-01, programación de Sequencer

Se presentó en el Cervantes en el marco del Festival Nacional de Teatro del año 88

Clasificaciones: Infantiles




e-planning ad