Domingo, 23 de Octubre de 2016

De Jerónimo Cornelles

Sinopsis:
"Tras nosotras la lluvia" es un texto que interpreta de manera completamente libre el cuarto mandamiento. Un texto construido a partir de diez escenas cotidianas que, sin ninguna pretensión, funcionan a modo de fotografías que nos muestran la realidad de una familia a lo largo de un día de domingo.

Según el autor:
Según la Biblia, el profeta Moisés recibió directamente de manos de Jehová, "escritas con su dedo", una lista llamada decálogo con diez órdenes o mandamientos que los israelitas debían respetar. Los tres primeros mandamientos de esta lista se refieren a nuestra relación con Dios. Los otros siete, se refieren a la relación con el prójimo. El cuarto mandamiento es quién encabeza este grupo y es también la única orden que menciona una recompensa: "si honramos a nuestros padres nuestros días se prolongarán sobre la tierra que el Señor nos va a dar, y como frutos recogeremos paz, amor y crecimiento humano". Personalmente creo que honrar a nuestros padres es una buena idea ya que, entre muchas otras cosas, los padres son para los hijos como una puerta de entrada al mundo. Pero atención, a veces esto puede dar lugar a malos entendido, ya que algunos padres creen que honrarlos significa que su autoridad es ser indiscutible y deben ser obedecidos de forma ciega para cumplir con todos sus caprichos. A veces, estos padres, llegan a exigir a sus hijos que lleven la vida que ellos hubieran querido tener y no pudieron, transformándolos de este modo en una especie de prolongación de sus sueños.
Jerónimo Cornelles

Según el director:

Creo que la obra devela la paradoja del mandamiento ¿honrarás a tu padre y a tu madre? Puesto que propone la idea de que no todos los padres son susceptibles de honra.
En esta familia tenemos una madre castradora, un padre muerto, que se ha ocupado de dejar sus huellas, una hija paralítica y otra que está se está yendo. Que se quiere salvar de ese mundo.
Desde lo temporal, está planteada como una sucesión de escenas durante un domingo lluvioso donde no hay mucho por hacer. La casa en la que conviven estas tres mujeres está ubicada en una pequeña población que es atravesada por una autopista, esta última se vuelve metáfora de la imposibilidad de salir del encierro. Toda la obra está atravesada por relatos poéticos que develan el pasado que han vivido estas mujeres y ese pasado da cuenta de la oscuridad de sus presentes.
Andrés Binetti

Este espectáculo formó parte del evento: Decálogo: Indagaciones sobre los 10 mandamientos

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad