Martes, 19 de Enero de 2016

De Marcelo Allasino
La obra “La Brusaròla” desenmascara el imaginario tradicional y anquilosado de una familia piamontesa del interior santafesino. Una madre autoritaria y sobreprotectora despliega sus estrategias manipuladoras y somete a los miembros de su familia a situaciones humillantes que responden a sus deseos y caprichos cotidianos. Víctimas y victimarios tejen un entramado de relaciones que develan un universo perverso, en el que la fantasía - el arte - se vislumbra como única salida. El humor cínico y provocador, el grotesco y la crueldad, deconstruyen los mitos de toda una cultura y una tradición agotadas, vacías, y aún presentes en nuestra propia cotidianeidad. “La Brusaròla” es el sexto espectáculo del Grupo Punto T, resultado de dos años de trabajo e investigación entre el autor-director y los actores. Las fuentes primarias de su creación están estrechamente vinculadas con el deseo de indagar y problematizar el contexto cultural de nuestra ciudad, Rafaela, y la región (asentamiento inmigratorio en su mayoría piamontés). Tradiciones, costumbres, oralidades, discursos y personalidades son los materiales a explorar y resignificar en esta puesta en escena que cuestiona sentidos consagrados y revisa nuestra propia historia y literatura. Al desmantelar el mito de la tierra cargada de futuro, la obra propone otra mirada: no leemos el idilio hombre-tierra ni el triunfo de los valores de los inmigrantes que luchan por las fuerzas indómitas de la naturaleza ni el exilio. La resistencia, en esta tierra de condena y estancamiento, radica en la fuerza y la posibilidad de la ficción. “La Brusaròla” se estrena en julio de 2001 en la sala del Centro Cultural La Máscara y se realizan más de 20 funciones, continuidad que evidencia una repercusión inusual en una ciudad que cuenta con una población de 80 000 habitantes. Participa luego en la Fiesta Provincial de Teatro en la que resulta premiada y seleccionada para la instancia regional. La obra cuenta con el auspicio del Instituto Nacional del Teatro, y de la Comisión Municipal para la Promoción de la Cultura de Rafaela. E l grupo “Punto T es sinónimo de Rebelión, una rebelión que movilizó la escena rafaelina a principio de los ‘90 y que implicó un bienvenido desobedecimiento a la estética de la moderación, del “buen gusto” y de la digestión fácil. La búsqueda de formas experimentales, la recuperación del valor del gesto, la tendencia al collage y al surrealismo emparentaron a Punto T con el llamado Nuevo Teatro. A través de sus puestas el perfil del grupo fue adquiriendo una inusitada personalidad revelada por las inconfundibles huellas autorales de su director. Punto T tiene hoy una sólida presencia en la escena argentina a través de su participación en festivales nacionales e internacionales y de la atención recibida por parte de la crítica especializada. Sin embargo, lo que se impone más allá de los logros es ese jugarse por una teatralidad sin concesiones, es la creencia en el poder transformador del arte.“ · Gabriela Guibert · Licenciada en Artes (U.B.A.) Punto T surge en abril de 1989, resultado de un taller experimental para jóvenes actores del Grupo Oralita del Centro Ciudad de Rafaela (grupo independiente que se dedicaba al teatro para niños). La propuesta es encarada por Marcelo Allasino, quien asume la dirección. Desde su creación, presenta seis espectáculos teatrales: “Quiere Usted Representar Conmigo?”, de Marcel Achard, “Metrópolis”, basado en el film de Fritz Lang, “Algunos Cuentos del Decamerón”, basado en la obra de Boccaccio, “Noche de Ronda”, “Algo de Rojo en el Gris” y “La Brusaròla”, creaciones de Marcelo Allasino. Punto T es el que impulsa la creación en 1991 del Taller de Teatro La Máscara, y juntos emprenden la construcción y puesta en funcionamiento del Centro Cultural La Máscara. Actualmente, este espacio se ha convertido en el centro de entrenamiento y producción delos espectáculos de Punto T, y en una de las salas más prestigiosas del interior del país. Los trabajos del grupo recorren ciudades como Santa Fe, Rosario, Mar del Plata, Córdoba y Buenos Aires; se presentan en numerosos encuentros y festivales provinciales y nacionales. Punto T es invitado además a dos eventos internacionales: el Festival de Londrina (Brasil); y el 1º Festival Internacional de Buenos Aires. El grupo ha recibido diversos premios por sus espectáculos y su trayectoria, como el 1º Premio en la 1º Bienal de la Creatividad (Rosario, 1990), premio Identidad Nacional (Rafaela, 1992 y 1994), 1º Premio en Bienarte Córdoba ‘93 (Córdoba, 1993), Mejor Espectáculo Visitante (Santa Fe, 1997) y 1º Premio en la Selección Provincial de Teatro (Ceres, 2001). Punto T sostiene desde sus inicios una postura estética que intenta romper con fórmulas establecidas del lenguaje teatral, a tal punto de constituirse en un espacio de investigación y reflexión sobre la misma teatralidad: transformar las bases tradicionales en una nueva forma contestataria, provocadora, fundadora de la escena teatral independiente. Actualmente, está conceptuado - tanto por la crítica y los teatristas del interior del país - como uno de los grupos más profesionales y renovadores de los últimos años.




e-planning ad