Jueves, 14 de Enero de 2016

De Erika Halvorsen

Werther se enamora de Carlota. Carlota se casa con Alberto. Los tres conviven en una casa.
Werther, como todo sujeto enamorado, está incómodo en el interior mismo del amor, y esa incomodidad lo obligará a la única tarea de emitir y descifrar signos transformándose en un compositor compulsivo, arrojado a la deriva, abismado.
El azar, mediante el uso de un bolillero trazará el recorrido de Werther hacia su destino, que al igual que el de un adicto al juego, será siempre trágico.
“Fiebre de Werther” fue el nombre que se le dió a la ola de suicidios provocada por la Novela “Los sufrimientos del joven Werther”, en la Alemania de Goethe.
“Fiebre de Werther” será la obra póstuma y discográfica de un enamorado inspirado, luego de arrojar su vida al abismo de una Lotería Romántica y Musical.

Proyecto Espectacular de la Licenciatura en Dirección Escénica del Departamento de Artes Dramáticas del IUNA. Año 2007





e-planning ad