Lunes, 12 de Diciembre de 2016

De Daniel Suárez Marzal

Pepino el 88 es un musical que retrata los comienzos del teatro argentino y sus protagonistas, los Podestá y los actores que los acompañaban en el género en el que fueron pioneros y que supieron legitimar: el circo criollo.

Si bien apunta a una veracidad histórica, no quiere ser un homenaje sino un espectáculo del presente, evitando caer en la pedagogía. La obra hace referencia al contexto socio-político, en tanto los presidentes de fines del XIX e inicios del XX se interesaban especialmente por la transformación cultural que implicaba tener un teatro que diera cuenta de nuestra identidad.

Como en todo musical ha de haber una intriga amorosa, en este caso aparecen el famoso payaso inglés Frank Brown y Rosita de la Plata, que habiéndose conocido en Inglaterra, actuando en el Covent Garden, cuando ella era una niña, terminaron casándose después del divorcio de aquélla de Antonio Podestá. Una sospecha de la enorme admiración de Pepe Podestá por Rosita posibilita la creación de un triángulo amoroso, que quizá nunca fue explícito.

Pepino el 88 intenta reponer lo que el espectador de aquella época disfrutaba en el teatro cuando Pepe Podestá mezclaba los géneros entramando el Juan Moreira de Eduardo Gutiérrez con el circo.

La obra contará con nueve músicos en escena, que fusionarán estilos, respetando la sonoridad de la época, y podrán verse además escenas de acrobacia y un número de tango, bailado por varones, en su forma original.

Clasificaciones: Musical




e-planning ad