Domingo, 13 de Noviembre de 2016

De Viviana Foschi, Cristian Hansen
Sinopsis Esta historia narra los acontecimientos que le suceden a un joven pintor (Leonardo Bonelli) y su novia (Ana Rodríguez) al encontrar de un día para el otro que sus vidas habían cambiado notablemente por el hecho de que a Leo lo habían “descubierto” y premiado como la revelación plástica del año. Es así, que se les acercan y conocen a una variedad de personajes nuevos. Tal es el caso de Camilo Cruz, un comerciante poco ético y por demás “pasado de vueltas”, quien se trata de convertir en su representante y/o “confidant” pero solo logra distraer y confundir a Ana haciéndola caer en la droga. La situación se torna mas tensa aún cuando se acentúa la influencia negativa de Natalia (amiga de Ana) sobre la pareja, ya que ella trata de convencerlos para que sean mas “como ella”, o sea, una nena hueca que solo vive el presente y no reconoce límites ni escala de valores. Afortunadamente, entra en escena Gabriel, (él es como un ángel guardián de Leo y su novia) un amigo sensato y representante legal del joven pintor, quien cobra más importancia cuando finalmente llega el primer contrato serio ofrecido por un excéntrico “con mayúscula”. Es en este momento, que Leo se siente de maravilla y completamente realizado, mientras Ana se sigue hundiendo en “la nada” por no poseer ambiciones personales o no estar al tanto de ellas. Tan pesada es su carga personal y sufrimiento, que llega a tomar una sobredosis de cocaína, pero sobrevive. Al recuperarse, entra en razón descubriendo una nueva escala de valores y una buena razón para seguir viviendo y luchando. Finaliza la obra, cuando el gran excéntrico termina por desaparecer, dejándolos solos a todos para recomenzar una nueva vida. Nota Esta comedia musical original fue escrita como crítica a la nueva cultura “exitista”, ”mediática” y “frívola” donde vale mas a veces la apariencia externa y lo material o novedoso que cualquier otro valor humano. Tan influenciada parece estar nuestra sociedad y los jóvenes en particular que frecuentemente pierden el rumbo cayendo fácilmente en todo tipo de “trampas” y “problemas”. Pero siempre existe la esperanza de que la naturaleza benigna del hombre sobrelleve todos lo obstáculos par lograr ubicarse un peldaño mas alto en el futuro cercano y así... evolucionar. “La Sociedad Argentina nos condiciona a ser exitistas y somos nosotros mismos los únicos encargados de cambiar esto para poder evolucionar como seres humanos” (Foschi/Hansen).

Este espectáculo formó parte del evento: Todos al Teatro





e-planning ad