Domingo, 16 de Octubre de 2016

De J.b. Priestley

En ESQUINA PELIGROSA el autor quiebra el proceso temporal proponiendo una situación de fractura a partir de la cual se ponen en marcha do series alternativa de sucesos. Presenta así un hecho convergente (la aparición de una caja de música), desarrolla así entonces un argumento tumultuoso y luego, mediante hábil coyuntura, detiene su desencadenamiento para retraernos al inicio de la obra; al llegar al punto clave de convergencia la historia continuará apaciblemente, se supone, pero sólo insinuada como potencial.
La motivación ética de la comedia se refiere a las distintas condiciones y características de la verdad, sugiriendo que predicar su silencio por respeto del orden ilusorio es quizás acatar el imperio de la apariencia, en una actitud más imputable acaso que la culpa que obliga a tal ocultamiento.

Todos eran amigos, hasta que empezaron a decir la verdad. Y a veces decir la verdad es tan arriesgado como cruzar una esquina peligrosa.

Comedia dramática de suspenso.

Este espectáculo formó parte del evento: Todos al Teatro





e-planning ad