Lunes, 18 de Enero de 2016

De Emiliano González Portino

Un changarín subnormal, un chofer inocente y un patrón simpático.
Un bolso cargado, una terminal de pueblo y una máquina de peluches.

¿En quién confiar?
¿En qué creer?
¿De quién cuidarse?

Un universo donde los objetos parecen tener voluntad propia, en el que se develan los aspectos más oscuros de la vida pueblo y sus relaciones de poder

Una obra contada a partir de los silencios. Donde lo no dicho es lo que cuenta. Donde las palabras, a primera vista banales y reiteradas, no hacen más que ocultar la cansada costumbre de la tragedia.

Un texto escrito por Emiliano Gonzalez Portino, con la supervisión de Mauricio Kartún y Ariel Barchilón.





e-planning ad