Sábado, 16 de Enero de 2016

De Ana Alvarado
Una sirena es un bello monstruo marino con una voz hipnótica, no siempre melodiosa y un lenguaje a veces grosero. De piel azulada, largos cabellos y una brillante cola de pescado, se pasea ondulante por el mar. Un joven pescador es un atractivo especímen de monstruo terrestre, provisto de dos largas piernas que culminan en ágiles pies. Pesca pacientemente con su caña con los pies hundidos en la arena. Un poco ingenuo, se lo puede "pescar" distraído. ¿Qué podría pasar si se encontraran?, ¿Se atacarían?, Siendo tan diferentes... ¿Podrían entenderse?, ¿Hablarían el mismo idioma?, ¿Les gustaría conocer el mundo del otro o tendrían miedo de lastimarse?, ¿Podrían enamorarse? ¿Por qué? Y en ese caso... ¿Cómo harían para estar juntos? Este espectáculo intenta una nueva respuesta para un tema clásico. Una visión contemporánea del encuentro entre diferentes formas de vida que sin embargo comparten el mismo universo.




e-planning ad