lunes, 22 de junio de 2020

De Franz Liszt

A menudo resulta difícil atribuir una fecha determinada a las obras de Liszt. En ocasiones dejaba un manuscrito inconcluso antes de darle forma definitiva, o una obra ya publicada era sometida a revisión y luego reeditada en su nueva versión. Es el caso del célebre Concierto para piano Nº 1. Los temas principales datan de 1830, lo completó en 1849 y lo revisó en 1853. Dirigido por Berlioz, Liszt lo estrenó en 1855; al año siguiente introdujo modificaciones, publicándose en su forma definitiva en 1857.


En 1857 Liszt estrenó una de sus dos obras orquestales más importantes, la Sinfonía Dante inspirada en la Divina Comedia, cuya filosofía –acerca del significado y finalidad del mundo– coincidía con sus propios conflictos y dilemas. La expuso en dos partes: el Infierno y el Purgatorio, el que concluye con un Magnificat que deja entrever la posibilidad del paraíso. El cierre coral fue una manera de sustituir la representación del paraíso, de cuya viabilidad había dudado Wagner, a quien fue extraoficialmente dedicada la obra.

Horacio Lavandera ganó a los 16 años el Concurso Internacional Umberto Micheli en la Scala de Milán. Desde entonces actúa en importantes escenarios de América, Europa y Japón, ofreciendo recitales o como solista de prestigiosas orquestas. Comenzó en 2010 a dedicarse al doble rol de director y pianista. Fue distinguido con numerosos galardones, entre ellos dos Premios Gardel al “Mejor Álbum de Música Clásica” (2013 y 2016) y la Medalla del Bicentenario del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.


El Coro de Niños del Teatro Colón participa en las obras programadas en cada temporada por el teatro, ya se trate de intervenciones en las óperas o en los conciertos sinfónico-corales. La formación y la experiencia que obtienen los integrantes del Coro a través de esta actividad, promociona vocaciones tempranas que en muchos casos desembocan en carreras artísticas.

Clasificaciones: Streaming online, Clásica, Adultos