Domingo, 19 de Enero de 2020

Un muchacho. Un varón. Un tipo común.
Su casa y todas las generaciones que guarda adentro.
Las manías.
Sus cosas. La comodidad de la conversación con sus cosas.
El sentimiento ancho de ser el único conquistador del hogar.
Segundo escolta. Semifinalista. Un tipo común.
La costumbre del recuerdo y los chismes mientras plancha la camisa.
La gomina. La copita. El portatraje. El almidón.
Y de pronto, la insoportable interrupción de un pequeño accidente doméstico.
Un llamado inesperado. Tal vez, un amor.
El deseo enciende la maquinaria, sin embargo su posible consumación tambalea cualquier prolijidad establecida.
Un encuentro imprevisible y el terror de la invasión del territorio. De no estar realmente preparado para el momento.
La tragedia de cambiar las cosas de lugar.
La construcción de la ilusión de quien va a tocar la puerta.
Y la entrega al abismo, de no saber nunca, jamás, ni antes, ni hoy, ni mañana, como es que ese amor llega, de qué modo hacerlo pasar, si viene y se va, o permanece.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad